Welcome to EverybodyWiki ! Sign in or sign up to improve or create : an article, a company page or a bio (yours ?)...


Now you can login with your account created on the english EverybodWiki !

Economia de Mongolia en la Antigüedad

De EverybodyWiki Bios & Wiki
Saltar a: navegación, buscar



Localización de Mongolia

Las zona que es hoy en día conocida como Mongolia ha sido habitada desde el Paleolítico Inferior, hace aproximadamente 130.000 años atrás. Mongolia no es una isla, y, sin embargo es el país más “separado” del mundo: en los cuatro puntos cardinales, cadenas montañosas y desiertos lo separan de los países colindantes: Rusia y China. La tierra de los mongoles es un extenso altiplano

La Sociedad de Mongolia[editar | editar código]

Rebaño de cabras

Es un territorio totalmente escaso de agua; en verano la tierra recalentada por el sol, y en invierno queda envuelta por una blanca capa de nieve. No obstante, no hay que creer que el altiplano mongol sea un desierto sin vida; al contrario, cuando se deshace la nieve, crece por todos lados una condensada hierba que constituye un imponderable herbaje para los numerosos animales de los rebaños. Las mujeres mongolas conducían las caravanas que llevaban los utensilios domésticos. Cocinaban y eran las comisionadas de manufacturar la tela para los vestidos y los yurts. Vigilaban de los rebaños de ovejas, cabras y vacas, mientras que los hombres se ocupaban de los caballos. Los hombres mongoles montaban yeguas, cuya leche les equipaba además energía extra. En las largas travesías colocaban la carne debajo de la silla de montar para que se suavizara y así poderla comer cruda. Su alimentación básica estaba basada en carne y leche ya que no eran agricultores. En lugar de ello comerciaban con cereales, arroz, té y con productos como la seda y los metales.[1]


Los mongoles dependían de la fuerza y de la velocidad de sus caballos. Los niños aprendían a mantenerse en las sillas de montar antes que a andar. Incluso disciplinaban a los perros de caza a sentarse en los cuartos traseros de los caballos mientras ellos iban al galope. El imperio mongol estaba unido gracias a un complicado sistema de comunicaciones. Las noticias se transmitían por un servicio de correo a caballo. Un jinete-correo de élite podía cubrir una extensión de 130 km al día parando sólo una vez para comer y beber. Los jinetes informaban de su llegada a las áreas de descanso mediante las campanillas que tenían amarradas a su silla. Allí cambiaban de caballo y obtenían alimento, y en pocos minutos volvían a estar en ruta. Los mercaderes que atravesaban el imperio mongol a través de las rutas comerciales que iban de este a oeste también usaban estas regiones para descansar. Los dioses de los mongoles eran espíritus dóciles y malignos que habitaban en el agua, el fuego, el sol y el viento. Las corrientes de agua eran sagradas para los mongoles y se consideraba una falta muy grave bañarse en ellas o ensuciarlas de cualquier manera. Los chamanes mongoles, vestidos con túnicas blancas, se comunicaban con estos espíritus mediante los sueños y las súplicas. Sin embargo, a medida que encontraron otras culturas, fueron abandonando muchos de sus ritos antiguos.

Mongolia en la Alta Edad Media[editar | editar código]

Los pueblos mongoles pertenecen al extenso grupo de pueblos mongoloides, del que también se integran en parte chinos, japoneses, coreanos, etc. Su medio geográfico configuró una forma de vida nómada, fundamentada en el pastoreo de cabras, ovejas y caballos, muy similar a la de otros pueblos esteparios, como los turcos y los tunguses, con los que también comparten una identidad lingüística. Se podría decir que su hábitat original se situaba en las llanuras al sureste del lago Baikal, aunque algunos grupos se extendieron al norte del mismo, en la taiga siberiana, donde subsistían de la caza.[1] Su forma de vida motivó la extrema sencillez de las sociedades mongolas. Agrupados en tribus, vivían en tiendas que trasladaban consigo en sus desplazamientos en busca de nuevos forrajes, no ejercían la agricultura ni tenían ciudades o permanencias permanentes.


Los hunos crearon un gran imperio tribal en Mongolia cuando China estaba siendo unificada como Estado imperial bajo las dinastías Chin y Han (221 a.C – 220 d.C). El imperio de los hunos batalló durante siglos con China y se separó en el siglo IV. Algunas de las tribus del sur se vencieron a China y se establecieron en su territorio, donde acabaron siendo absorbidas, mientras otras viajaron hacia el oeste. En el siglo V, los hunos de Atila dominaron a casi toda Europa, y llegaron hasta las Galias y la península italiana. Los hunos fueron reemplazados por pueblos turcos, que se establecieron en toda la región. En esa época, la organización social no estaba constituida sólo por las tribus nómadas. Los grandes jefes se ubicaron en cuarteles generales, rodeados por tierras cultivadas, que les permitían criar caballos más grandes y fuertes, capaces de cargar un guerrero con armadura. Así aumentó la diferencia entre el aristócrata y el arquero tradicional de la tribu, que montaba un caballo más pequeño. La agricultura también pasó a ocupar un lugar de importancia en la economía.


El nombre mongol apareció por primera vez en un registro de las diversas tribus hecho durante la dinastía china T'ang y luego desapareció hasta el siglo XI, cuando los Kidan pasaron a reinar en Manchuria y el norte de China, controlando casi todo el territorio de la Mongolia actual. [1]Los Kidan fueron sucedidos por los juchen y éstos por los tártaros, antes de la era de Genghis Khan. Estas condiciones motivaron el que los mongoles raramente formaran Estados, aunque se dieron algunas anomalías. Como otros pueblos nómadas, los mongoles eran excelentes arqueros y jinetes. Convertidos en una fuerza guerrera, su extremada agilidad y velocidad hacía de ellos una seria amenaza para cualquier ejército. Gracias a ello consiguieron fundar fugaces Estados en diversas épocas, como el reino de Yen (siglo IV), el de los Kihtan (siglos X y XI) al norte de China, o el de los Kara-kitai (siglos XI y XII) en Asia Central. A causa del desequilibrio interno y de la influencia de otros nómadas, frecuentemente incitados por el imperio chino, estos Estados solían desvanecerse rápidamente, y las tribus mongolas volvían a su existencia nómada.

Mongolia en la Baja Edad Media[editar | editar código]

A lo largo de las llanuras euroasiáticas y durante casi tres milenios, los pastores nómadas han compartido unos principios análogos de distribución basados en vínculos de parentesco. Estos principios organizativos componen lo que se conoce como un sistema tribal, que están conformado por una serie de tropas que se integran en grupos superiores, repitiendo este proceso varias veces. El resultado es una sociedad fraccionada en grupos y niveles, ordenados según una estructura piramidal.[2] La división básica de la organización social en el campo es la familia, y, de todos los tipos posibles es la familia nuclear la que ha prevalecido de manera mayoritaria. Esta consiste en el marido, la mujer y los hijos. Una variedad común de la familia nuclear en los mongoles, es que en un hijo habitualmente el menor vive con sus padres y tras la muerte de estos, hereda la parte de propiedad que queda después de dotar a sus hermanos y hermanas. Varias familiar podían agruparse formando un linaje, que es un grupo de descendencia unilineal basado en su procedencia de un antepasado común simultáneo por todas.

Una serie de linajes forman una tribu, que es un sistema segmentario, compuesto de diversos elementos cada vez más grandes y sucesivos, basado en un modelo genealógico. El funcionamiento del sistema tribal se basaba en la teoría de la oposición de segmentos, según la cual los diferentes segmentos de la tribu se relacionan entre sí según su vínculo genealógico. Los mongoles se enfrentaban a un escenario un tanto diferente: en lugar de una sucesión de estados sedentarios, a veces debilitados o enfrentados entre ellos, se encontraban con un ejército indestructible, extensas fortificaciones defensivas, acceso a recursos extraordinarios y una población que los superaba en una gran proporción: China.[2] Como una federación tribal, por no hablar de una sola tribu, no podía afectar al imperio chino, los nómadas añadieron un nivel más en su estructura socio política con la creación de una confederación imperial. Esta consistía en una versión a un grado mayor de la confederación tribal, que adoptaba la organización tribal para el gobierno en el ámbito local, con una estructura estatal para ocuparse de las cuestiones militares y las relaciones exteriores. Su objetivo era la obtención de enormes cantidades de bienes del imperio chino, tanto agrícolas como de lujo, necesarias para resguardar las necesidades de población y el sostenimiento de la propia estructura imperial.


Los nómadas podían conseguir su objetivo sin distinción mediante el saqueo, el comercio, la conquista y especialmente la extorsión. Dicha usurpación se originaba de otras formas, ejemplificando, mediante la manifestación de “tributos” por parte de los nómadas mongoles a los chinos, que a menudo residían tan solo en un conjunto de caballos, pero por los que recibían interesantes “regalos”. Este sistema reconocía salvar las apariencias de los chinos, cuyas teorías políticas giraban en torno a la filosofía de supremacía del Reino Medio, la propia China, sobre todos los demás países. Su auténtica naturaleza queda clara si se toma en cuenta las cuantiosas ocasiones en que grupos nómadas intimaron con atacar China, si no se les permitía lucir los supuestos “tributos” y claro está, recibir a cambio gustosos “regalos” chinos.[2] Los mongoles no estaban interesados en conquistar China, sino en explotarla, lo que explica que con una sola excepción los propios mongoles de Gengis Khan, nunca pretendieron su sometimiento y que los invasores extranjeros dominaran de toda o gran parte de China. Los nómadas requerían conseguir productos agrícolas con lo que completar su dieta y solo podían obtenerlos, según la escala que necesitaban, de las civilizaciones sedentarias que rodeaban la llanura. Esta necesidad exigía a las poblaciones de campesinos nómadas a relacionarse forzosamente con sus ultrajados vecinos sedentarios. Las formas que acogía esta relaciónpodríansermuyvariadas. Quizá la más esencial era la sedentarización de los propios nómadas que, al renunciar su estilo de vida, también dejaban atrás las debilidades que conllevaba. Esto presentaba consecuencias como, la necesidad de encontrar un territorio para establecerse fuera de la llanura, donde no se podía ejercer la agricultura y suponía el abandono de su estilo tradicional de vida, de sus modelos de pensamiento, de conducta y, en definitiva, de su visión del mundo.[3]


Otra opción era el comercio, que permitía obtener de manera pasiva los alimentos y los bienes manufacturados. Estas transacciones eran indispensables para los nómadas, pero para los estados sedentarios, solo era un complemento para su economía y por lo tanto, podían descartar de ellas cuando quisiesen. Gracias a esta desigual importancia del comercio, las civilizaciones sedentarias podían aprovecharlo, especialmente en el caso de China, para imponer a los mongoles, cerrando los mercados fronterizos y cortando el flujo de productos a ellos. Los mongoles podían preferir finalmente por conseguir lo que buscaban de una manera violenta, a través de unas diversas opciones que iban desde las irrupciones, a la conquista de un estado sedentario, pasando por la extorsión pura y dura a través de una policía de amenaza fronterizo. Comprar a los mongoles podía llegar a ser excesivamente caro, ya que estos combinada los ataques con los pactos para aumentar cada año el volumen de la extorsión.[2] Además, debido a la débil centralización de las poblaciones nómadas, pocos de sus cabecillas podían garantizar al cien por ciento de cese de las razias contra los sedentarios. Una política de ofensiva militar contra la estepa era militarmente muy complicada y, peor aún, era todavía más cara que el soborno a los nómadas. El costo de la guerra y sobre todo de mantener a la caballería estabulada para combatir a los jinetes nómadas predominaba con exceso el presupuesto de cualquier gobierno; esto fue lo que sucedió con China y la dinastía Han.

Gengis Khan[editar | editar código]

Imperio de Gengis Khan

El imperio de Gengis Khan fue de gran importancia ya que fue cuando los mongoles conocieron la época más importante de su historia, en veinte años su expansión llegó hasta el Norte de China y continuó hasta Asia Central. Es difícil imaginar que un pueblo nómada como el de mongoles pudiera experimentar una expansión tan grande, sin contar con alguna ventaja geográfica, cultural o económica. Sin embargo, Mongolia llegó a ser un gran imperio y para poder entender las causas de ésto el análisis de su más grande líder Gengis Kan es indispensable. El verdadero nombre de Gengis Kan es Tamujín, sin embargo cambió su nombre a Gengis Kan porque significa Supremo Emperador, o Guerrero Perfecto, para otros historiadores. Cuando su padre murió heredó el mando de una tribu que contaba con 40,000 mongoles. Era una tribu que seminómada que no contaba con gran unidad y vivía de saqueos y pequeñas batallas. Tamujín pretendía cambiar ésto y llevó diversas batallas contra pueblos cercanos para, al final, establecer la capital de su imperio en Karakorum, el centro de Mongolia. Gengis Kan fue un hombre que inspiró a un pueblo, uno de los factores que lo convirtió en el líder militar que era fue su habilidad para conseguir la lealtad de los mongoles, el ejército lo seguía a donde el quisiera, se había hecho de la confianza de sus hombres. Gracias a ésto pudo conquistar territorios con un ejército que no cuestionaba su palabra. Pero un factor que diferenciaba a Gengis Kan de otros reyes o emperadores de la época, es que el seleccionaba a generales del ejército o gente de la corte por sus habilidades y cualidades y no por su posición dentro de la aristocracia.Éste conjunto de subordinados y gente de confianza de Kan suponían un pilar indispensable para su conquista e imperio.[4]

La disciplina y la adaptabilidad dentro del ejército eran dos cualidades que Kan exigía a todos los hombres que formarán parte de éste. La disciplina creaba un ambiente en el cual desobedecer las órdenes del Kan podían significar tu muerte. Eliminar la desobediencia de los hombres causó que fuera un ejército cuyo propósito fuera claro e instrucciones claras, esto los hacía fuertes ante cualquier contrincante. La adaptabilidad, por otro lado, representa que podían hacer frente a situaciones que no se les habían presentado antes. Un percance no significaba que abandonaron la misión que tenía, sino un nuevo planteamiento de la estrategia que ya tenían pensada. La adaptabilidad de los mongoles no solo se vio representada en el campo de batalla, ellos recibían a cualquiera en el ejército. De ésta manera podían adquirir nuevos conocimientos que les permitiera expandirse más, como ejemplo, aceptaban a desertores chinos que les enseñaron sobre maquinaria y armas. No había que cubrir ningún requerimiento más que querer servir a Gengis Kan para poder formar parte de ejército. Incuso, se estableció un sistema en el que, en lugar de hacer esclavos a lo prisioneros de guerra que fueran de alto rango o presentarán cualidades el Kan los incorporaba al ejército o a su corte.

Es importante mencionar que de acuerdo a las investigaciones de diversos historiadores, cuando el Kan le concedía su favor alguien, nunca recibía traición o deslealtad de éstas personas. Aunque se contará con una gran cantidad de hombres dispuestos a servir y un imperio fuerte y estable, durante la conquista, los territorios a los que llegaba el ejército del Kan sufrieron del terror. Para evitar revueltas y levantamientos los mongoles actuaban cruelmente contra los pueblos que se resistían. Así los habitantes sabían que era mejor dejarse someter. Ésta medida se tomaba ya que los mogoles no contaban con un ejército tan grande que pudiera controlar todos los territorios conquistados, por lo que establecen un estilo de amenaza y de ésta manera evitaban una batalla. La expansión militar Gengis Kan no se limitó únicamente a un gran imperio que estaba sometido bajo las leyes de los mongoles sino que creó la base de un gran intercambio cultural y económico. Ya que en el imperio podían comerciar los mercaderes que vinieran de cualquier lugar y de ésta manera se dio una fusión cultural muy importante.[5]

Referencias[editar | editar código]

  1. 1,0 1,1 1,2 «Los Mongoles: Gengis Khan Kublai Imperio Mongol Invasiones Barbaras». historiaybiografias.com. Consultado el 2017-11-30. 
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Borja., Pelegero Alcaide, (2010). Breve historia de Gengis Kan. Ediciones Nowtilus. ISBN 9788497637787. OCLC 777009292. 
  3. 1934-, Chaliand, Gérard,; 1947-, Woods, David,. A global history of war : from Assyria to the twenty-first century ([Enhanced Credo edition] edición). ISBN 9780520283602. OCLC 900201375. 
  4. Tiempo, Casa Editorial El. «LA HUELLA SANGRIENTA DE GENGIS KAN». El Tiempo. Consultado el 2017-12-01. 
  5. «Gengis Kan, el carismático conquistador mongol». www.nationalgeographic.com.es. Consultado el 2017-12-01. 

Bibliografía[editar | editar código]

1. Robert A. Rupen, "Notes on Outer Mongolia Since 1945" P acific Affairs, Vol. 28, No. 1 (Marzo de 1955), pp. 71-79

2. t.com: Geography - Coldest Capital Cities

3. Pelegero B, Alcaide, “Breve Historia de Gengis Kan” E diciones Nowtilus, Colección Breve Historia (Febrero 2010) pp. 15-64.

4. Chaliand, G, “A Global History of War From Assyria to the Twenty First Century” (2014) pp. 141 - 15

5. Biran, M, “The Mongol Empire in World History: The State of the Field” 3 artículos (Noviembre de 2013)

6. eltiempo.com - La huella sangrienta de Gengis Kan

7. nationalgeographic.com - Gengis Kan, el carismático conquistador mongol

Enlaces externos[editar | editar código]

https://www.youtube.com/watch?v=wLvehZbaE1s&feature=youtu.be

[1]

es.wikivoyage.org/wiki/Mongolia


Véase también[editar | editar código]

Mongolia

Lago Baikal

Dinastía Han

Dinastía Qin

Dinastía T'ang

Gengis Kan

Este artículo es de Wikipedia